Archivo para 1 septiembre 2011

YIN Mujeres poetas X Festival Internacional de Poesía Moncayo.

Homenaje a José M.Aguado

JOSÉ M. AGUADO ESCULTOR  AMIGO Y MAESTRO

 

 

 

Reducido es el número de personas que componen el grupo de hombres fuego, que
con sus manos, con su voz, con su pensamiento o sus palabras son capaces de
crear vidas destinadas a la eternidad, un buen día ellos se van pero sus obras se
quedan. A este pequeño grupo perteneció José Pedro Martínez Aguado, escultor  natural del mundo que vino a nacer en Novallas
porque a lo largo de su vida utilizó sus manos para amar, hablar y gritar, para
construir la crónica de sus sentimientos, de sus pasiones y sus tormentos, para
crear esa extensa obra que recorrió grandes ciudades y que hoy le sobrevive. Para
aprender y vivir José M. Aguado eligió diferentes espacios pero volvió a su
patria donde instaló sus talleres (Zaragoza y Novallas)  y de donde partió para siempre el pasado 14 de
agosto, a esa edad en que la muerte debería estar prohibida.   “Líbreme Dios de las alabanzas, porque
entonces estaré muerto
”, sostenía José a menudo, no sabía entonces que él
jamás moriría. Por eso aquí y ahora no queremos ensalzar al hombre, sino al
maestro, al artista y amigo que vive y vivirá en sus “pajaricos” nacidos para
cantar, como cuando le invadía la felicidad,  y en sus “maternidades”, creadas para amar a
todas y a cada una de las mujeres que tan importantes han sido en su vida y en
sus “hombres populares” sentados a la mesa de las tabernas para charlar y
festejar o en sus “santos” construidos para reflexionar a cerca de la
naturaleza humana y divina, de las palabras de una larga infancia, de una vida transportada
a las formas de sus rostros angustiados, reflejo de las verdades que pocos osan
aceptar y que él no dejó de gritar a todo el que quiso escucharle. Pensamientos
y sentimientos atrapados en las ramas y raíces de sus olivos, no ya milenarios,
sino eternos gracias a su obra. Maderas y piedras inertes, revividas a través
de sus manos. Formas y emociones dispersas por el mundo y en cada uno de los corazones
de quienes han sabido ver en su obra la grandeza de un espíritu libre y
bohemio, de un hombre puro, comprometido con su tiempo, con su pueblo, con su
gente, con todo lo bello. Porque si Prometeo proporcionó el fuego a los
hombres, con su obra José nos regaló la belleza y  la comprensión de la naturaleza y como él,
fue castigado por los dioses, envidiosos de sus creaciones. Obra pública y
privada, tan larga y extensa que su relación nos llevaría toda otra vida. “Todo lo que veo y toco es fuente de mi
inspiración
”, así expresaba el propio José el modo sencillo en que nacían
sus obras, fácil es entonces suponer quién esculpirá a partir de ahora todas
las nubes del cielo.

Andrés J.Moreno. Artista de la asociación libre de artistas del Moncayo
ALAM

El próximo día 3 de septiembre a las 19 horas Sala Raíces Calle la Iglesianº 8 de Novallas (
Zaragoza) se celebrará un acto homenaje .

www.aguadoescultor.com

www.artistasdelmoncayo.com